Tal día como hoy..ardió Roma

Publicado por: Santiago Gilardi Laya On 18 julio 2012 1 comentarios


Cuando la noche cayó el 18 de julio del año 64 d.C, las llamas del extremo del sudeste del Circo Máximo se extendieron rápidamente por Roma. ¿Un incendio accidental? A día de hoy es incierto, pero puede ser correcto pensar que aquellas llamas estuvieron avivadas por la tiranía y la autocracia de un poder absoluto, una vez más, bajo el yugo de un cruel gobernante. 


El incendio arrasó buena parte de Roma, reinando Nerón por aquel entonces. La controversia sobre los datos históricos es mayúscula, ya que son escasas las fuentes históricas que lo mencionan y es probable que la realidad, como muchas otras veces fuera falseada bajo los intereses de poderosos.

Tácito nos cuenta que al quinto día cesaron las llamas, dejando tras de sí cuatro de los catorce distritos de Roma arrasados y otros siete dañados. El templo de Júpiter y el hogar de las vírgenes vestales nunca volvieron a recuperar su esplendor.

 Si bien es cierto que las construcciones de la clase baja de la época, las denominadas  insulae, construidas con vigas de madera, y calentadas con velas, antorchas, lámparas de aceite, etc, sumando el escaso o nulo suministro de agua provocaban que los incendios estuvieran a la orden del día siendo su sofocamiento una tarea bastante ardua, por cuanto se propagaban con gran rapidez a otros cenacula y a otras insulae.

Sin embargo, ninguno de estos incendios había dejado un terreno tan amplio a construir como fue el espacio que Nerón aprovechó para construir un nuevo palacio conocido como la Domus Aurea, la Casa de Oro diseñada por los arquitectos Severo y Celer, cuyo lujo y tamaño alcanzaron dimensiones proverbiales. Las pruebas arqueológicas demuestran que la extensión de la Domus Aurea sobre la zona quemada abarcaba las colinas del Palatino y del Esquilino. Fue en su emplazamiento donde años mas tarde se construiría el anfiteatro Flavio, el famoso coliseo que hoy día se ubica en aquel espacio que se consideró símbolo opresor de Nerón y legítimo del castigado pueblo romano durante la dinastía Flavia.


A riesgo de caer en el error histórico de obviar como culpable a Nerón, es necesario mencionar que historiadores como Flavio Josefo o el joven Epícteto no hacen ninguna mención al incendio aun cuando trataran en sus libros el principado de Nerón, lo cual daría a entender la escasa relevancia que habría tenido para estos. Y según Tácito, Nerón se encontraba en Antium (actual Anzio) en el momento del incendio. El resto de fuentes son secundarias, e incluso terciarias, generalmente procedentes de la tradición cristiana, tendente a fijarse más bien en el martirio subsiguiente a los cristianos.

Sin embargo otros historiadores posteriores como Suetonio y Dión Casio cuentan que mientras Roma ardía, Nerón cantaba y tocaba el arpa, vestido para la ocasión. Tácito tacho la historia de imaginería popular y rumores de sus enemigos descartando la implicación de Nerón en el suceso.

 El clima de tensión tras el incendio hicieron que Nerón desviara el delito rápidamente en busca de un culpable; los cristianos. La posibilidad de que fuera autoría de éstos sigue abierta, aquel hecho fue señalado como uno de los primeros martirios sufridos por los cristianos, y se ha tendido a mitificarlo. De acuerdo con Tácito, Nerón condenó a los cristianos a ser arrojados a las fieras, los hizo crucificar y los quemó para que sirvieran de antorchas.


Como innumerables sucesos de la historia, el incendio de Roma que comenzó la noche del 18 al 19 de julio de este mes, en el año 64 d.C continuará discutiéndose durante largo tiempo, y tal vez sigamos cayendo en la equivocación de no dar mas importancia a la teoría de otro incendio accidental, mitificar a los cristianos, posibles culpables, o culpar totalmente a Nerón. Pero tal vez, también podríamos acertar al visualizar la abrasada ciudad eterna bajo el sonido de un arpa.




-FUENTE: Artículo realizado por Santiago Gilardi Laya para Arkhaiox.

.

 

1 comentarios to Tal día como hoy..ardió Roma

  1. says:

    Begastri Muy buena la narración de tal hecho histórico. Me gusta la imparcialidad presentada sobre la culpa de Nerón, de los cristianos,...

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.