Las esculturas de la Acrópolis se llenan de colores

Publicado por: Santiago Gilardi Laya On 02 agosto 2012 0 comentarios

Una exposición muestra a los visitantes el aspecto original de los templos y las esculturas griegas, coloreadas con pigmentos que han ido desapareciendo con el tiempo.

Desde hoy y durante un año entero, los visitantes del nuevo Museo de la Acrópolis podrán ver una nueva exposición: la de los colores arcaicos. Tanto los monumentos situados en la Acrópolis como sus estatuas de mármol estaban coloreadas en la Antigüedad y en muchos casos se han conservado restos de estos colores, así como sus detalladas descripciones. 

Recientemente, los expertos restauradores de este importante Museo han estudiado la utilización del color en las esculturas de la Antigüedad. Se han detectado, tras un detallado análisis, que para la sociedad de los griegos de varios siglos antes de Cristo el color era fundamental. No se trataba sólo de un elemento decorativo, sino una forma de mostrar distintos valores: los dioses tenían pelo rubio, mostrando así su poder. Los atletas y guerreros se representaban con la piel oscura, ejemplo de virtud y de valor. Y las bellas «kóres», las jóvenes sacerdotisas, siempre tenían la piel blanca, símbolo de su gracia y elegancia, así como de su juventud.


 Pieza original del friso «El demonio de tres cuerpos» (arriba), junto a una réplica coloreada

El Museo ha organizado dos conferencias diarias sobre este tema, a las 12.00 en inglés y a las 13.00 en griego (son gratuitas y sólo hay que inscribirse a la entrada, dado que los grupos se limitan a 20 personas cada vez), con la participación de los arqueólogos del propio museo. También están a disposición de los visitantes varios juegos para que los niños con sus familias puedan descubrir el color en algunas de las estatuas antiguas y colorear sus representaciones.

La crisis ha afectado mucho el mundo cultural griego, tanto a nivel estatal como a nivel privado. El Ministerio de Cultura, que ahora forma parte del de Educación, ha visto cómo parte de sus funcionarios se han prejubilado y ahora mismo en el servicio público se contrata un nuevo trabajador sólo si se han jubilado diez, algo que dificulta el trabajo de los arqueólogos y restauradores griegos.

Sin embargo, el Museo de la Acrópolis, que ha cumplido recientemente su tercer año en funcionamiento, sigue manteniendo una media de 10.000 visitantes al día, el precio de su entrada normal es de 5 euros y su cafetería –a la que se puede acceder directamente sin pagar entrada– se ha vuelto uno de los lugares favoritos de los atenienses para tomarse un café en su terraza de 700 metros cuadrados. También se puede almorzar (y cenar los viernes por la noche) con una vista privilegiada, al estar a 300 metros a vuelo de pájaro del Partenón.

Entre su personal se encuentran jóvenes arqueólogos que llevan un círculo rojo distintivo sobre el uniforme y contestan amablemente a todas las preguntas de los visitantes. Y su fácil acceso, a diez minutos andando desde el centro y con una parada de metro a cien metros de distancia, hace que tanto los atenienses como los visitantes de provincias y del extranjero acudan a visitarlo. Durante todo el año programa una serie de conciertos gratuitos que son siempre un éxito, demostrando que aun con poco presupuesto se pueden organizar muchas actividades.


  -FUENTE: Begoña Castiella | Atenas | ABC.es

.

0 comentarios to Las esculturas de la Acrópolis se llenan de colores

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.