Los guerreros de Xian se construyeron como los coches japoneses del siglo XX

Publicado por: Fermín Castillo On 11 noviembre 2012 0 comentarios

Las puntas de lanza de los guerreros se conservan y siguen siendo útiles. El ejército fue pensado hace más de 2.000 años para defender al emperador.

El arqueólogo gallego, Marcos Martinón, ha conseguido descifrar uno de los enigmas que encierran los famosos guerreros de terracota de Xian en China. Tras pasarse seis años investigando entre los fosos, donde están enterrados los soldados que el emperador Qin Shi Huang ordenó fabricar para defenderle en el más allá, llegó a una primera conclusión. Las lanzas con las que van armados los guerreros son "letales, están perfectamente afiladas y todavía hoy podría clavárselas a cualquiera". Y todo gracias a un sistema de producción perfecto, perfectamente organizado y precursor de las modernas fábricas de automóviles.

Esta organización fue imprescindible y necesaria para que el ejército invencible del antiguo emperador fuese eficaz. Se trataba de un cuerpo pensado para el más allá armado con 1.600 flechas de fabricación perfecta. Completaban la dotación militar de un ejército conformado por 7.000 hombres, todos ellos provistos con carros y caballos.

La curiosidad científica del profesor e investigador de la Universidad de Londres provocó que su investigación minuciosa se detuviese en la fabricación de las lanzas. Y a pesar de que Martinón ha obtenido los resultados tras una comprobación exhaustiva, donde no hay margen para el error, la explicación más sorprendente viene de la mano de la lectura de su sistema de fabricación: "Las armas de los guerreros de terracota se fabricaron en talleres con una organización similar a las de la fábrica de Toyota".

Inventaron el "toyotismo"

Y es que Martinón, tras pasar largas temporadas en China trabajando sobre el terreno, ha llegado a la conclusión de que los fabricantes de armas del ejército inmortal de Qin Shi Huang inventaron lo que se conoce como "toyotismo". Se trata de pequeños grupos de trabajo "versátiles e independientes capaces de producir todos los componentes de cualquier modelo de coche en función de la demanda"... Pero lo sorprendente, explica, es que "se adelantaron más de dos milenios a la empresa japonesa Toyota, madre de este sistema de producción en el siglo XX".

Marcos Martinón y su equipo analizaron la composición química de las 1.600 puntas de flecha, realizadas en bronce. El propio Martinón confiesa a ELMUNDO.es que "las flechas son idénticas a pesar de proceder de talleres diferentes y en estos centros se fabricaron todos los componentes".

Las conclusiones de la investigación, publicadas en el 'Journal of Archealogical Method and Theory', revelan otras curiosidades relativas al resto del armamento con el que los soldados defenderían a su emperador. Y es que las armas iban firmadas, "en concreto las espadas y las alabardas". De hecho, aparecen hasta cuatro nombres distintos que incluyen al artesano y al primer ministro del emperador. Este detalle, que respeta los derechos de autor, tenía la finalidad última de que "si la arma no respondía a los estándares exigidos por Qin Shi Huang, podían encontrar al responsable y eliminarlo".

Marcos Martinón aporta la referencia histórica de Sima Qian, que un siglo después de la construcción del mausoleo, dejó escrito que se necesitaron 700.000 trabajadores durante unos 40 años para terminar el complejo. La solución para conseguir el resultado final no era otra que el "toyotismo". 

-FUENTE: Marcos Sueiro | Santiago de Compostela | elMundo.es. 

.

0 comentarios to Los guerreros de Xian se construyeron como los coches japoneses del siglo XX

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.