Más pruebas de que la civilización minoica era guerrera

Publicado por: Santiago Gilardi Laya On 07 marzo 2013 0 comentarios

A esta civilización se la describió al principio como muy pacífica, hasta el punto de convertirse en un ejemplo de sociedad sin actividad bélica, donde supuestamente ni los guerreros ni la violencia en general desempeñaron papel significativo alguno.

 A principios del siglo XX, unos arqueólogos descubrieron en la isla de Creta señales de la existencia varios miles de años atrás de una civilización de la Edad de Bronce. Casi nada se sabe sobre los orígenes de esta civilización, a la cual la comunidad arqueológica se refiere como "civilización minoica".

El papel de esta cultura en su región geográfica, e indirectamente en otras culturas del Mundo Antiguo, parece que fue muy influyente. De hecho, a la minoica se la considera la primera civilización urbana compleja que surgió en Europa.

Las investigaciones llevadas a cabo durante un siglo no parecen haber logrado aclarar debidamente las características principales de la forma de pensar de los minoicos. A esta civilización se la describió al principio como muy pacífica, hasta el punto de convertirse en un ejemplo de sociedad sin actividad bélica, donde supuestamente ni los guerreros ni la violencia en general desempeñaron papel significativo alguno.

Sin embargo, las conclusiones de una investigación llevada a cabo por el arqueólogo Barry Molloy, de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, nos presentan una idiosincrasia del todo distinta para este pueblo: Los minoicos eran una cultura muy guerrera, y hasta se les puede considerar los creadores de bastantes de las tecnologías bélicas que luego se expandirían por otras áreas del Mundo Antiguo. "Es en Creta donde debemos buscar el origen de las armas que dominarían Europa hasta la Edad Media, concretamente espadas, hachas metálicas de combate, escudos, lanzas y probablemente también armaduras", subraya Molloy.

Según Molloy, esa antigua civilización de Creta tuvo sólidas tradiciones marciales, y no era para nada el pueblo pacifista que muchos eruditos creyeron que fue. "Esa visión utópica no ha sobrevivido entre los eruditos modernos, pero permanece sin ser rebatida en el acervo cultural y todavía hoy aflora con sorprendente frecuencia en textos modernos y en la cultura popular", explica Molloy.

Habiendo trabajado durante muchos años en excavaciones y otros proyectos en Creta, a Molloy le intrigó cómo una sociedad tan compleja, que controlaba recursos importantes y comerciaba con imperios tan poderosos como el Antiguo Egipto, pudo evolucionar en un supuesto contexto igualitario o cooperativo, y lo más importante, evitar estar permanentemente invadida por otros reinos que sí son conocidos en la historia por su maestría con las artes de la guerra y su propensión a usarlas a menudo.

Cuando Molloy comenzó a buscar referencias a la violencia, a los guerreros o a las guerras, en las piezas arqueológicas minoicas, no tardó en resultar obvio que el belicismo podía percibirse en una sorprendentemente amplia gama de lugares. Aparecieron evidencias de esa clase en santuarios, tumbas, viviendas y otras edificaciones. También aparecieron en objetos pequeños, incluyendo los pensados para su uso durante las interacciones sociales, por ejemplo ornamentos.

Las referencias halladas encajan bien con lo deducible a partir de otras civilizaciones.

Incluso los famosos micénicos, conocidos por su Guerra de Troya, fueron aprendices de los minoicos, y adoptaron su armamento, sus prácticas y sus ideologías.


 -FUENTE: noticiasdelaciencia.com
- FOTO:  Barry Molloy. (Foto: Universidad de Sheffield)

0 comentarios to Más pruebas de que la civilización minoica era guerrera

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.