Egipto recupera la estatua de la hermana de Tutankamón

Publicado por: Francisco Navarro Benítez On 08 diciembre 2013 0 comentarios

Hace cuatro meses el rastro de la estatua de Anjesom, hija del faraón Ajenatón y hermana de Tutankamón, se perdió en el salvaje ataque que sufrió el museo de Malaui, en el Medio Egipto.

Tras lanzar un aviso internacional y suplicar ayuda a la Interpol, las autoridades han anunciado este domingo el feliz hallazgo de la pieza, la más preciada del millar de objetos robados.
De 32 centímetros de altura y tallada en piedra caliza, la pieza representa a la hija del primer faraón monoteísta de la historia, Ajenatón (1353-1336 a.C.), y hermana del rey niño Tutankamón (1336-1327 a. C), desnuda y con una ofrenda en la mano. "La obra es una de las más importantes del museo", ha señalado el ministro de Antigüedades Mohamed Ibrahim en un comunicado.
La estatua fue hallada por la policía de Turismo y Antigüedades. La detención de una banda de traficantes de arte llevó hasta su paradero. Un miembro del grupo comunicó a los agentes su ubicación y despejó los temores de las autoridades a que la pieza terminará en el mercado negro.
Para evitarlo, las autoridades emitieron una alerta internacional y pidieron ayuda a la Interpol y la Unesco, que busca además donantes para costear la reforma y reapertura del recinto en una región donde también se han registrado ataques a iglesias y monasterios de la minoría cristiana copta.
La talla es una de las más de 1.000 piezas expuestas en el Museo de Malaui, a 300 kilómetros al sur de El Cairo. Hasta la fecha, según el ministerio de Antigüedades, 800 objetos han sido recuperados.
El 14 de agosto, apenas unas horas después del brutal desalojo de las acampadas islamistas que se saldaron con más de 600 muertos, una turba asaltó el centro y destrozó unas salas que albergaban preciadas piezas del reinado de Ajenatón -el primer monoteísta y 'fanático' religioso de la Historia- junto a tesoros de conquistadores griegos y califas musulmanes.
"Robaron los objetos más pequeños y rompieron los de mayor tamaño. Es una auténtica catástrofe para la historia de Egipto", denunció entonces a EL MUNDO el arqueólogo Shawara Yantuni, encargado de restaurar los restos del naufragio. "Sentimos que nos robaban nuestra historia", agregó el director del museo Ahmed Abusabur, quien resistió junto a su equipo hasta mediodía atrincherado en las humildes salas del edificio.
El museo de Malaui, hace cuatro meses, tras el ataque.









Entre las piezas salvadas, figuran estatuillas de Osiris -deidad de la fertilidad y la vegetación-, una colección de papiros escritos en demótico o 25 monedas romanas. Poco después del saqueo, la Unesco elaboró una lista roja en árabe e inglés con los objetos robados para evitar el tráfico de piezas.
Según el organismo, el ataque -la última de las agresiones al patrimonio desde las revueltas que forzaron la salida de Hosni Mubarak en 2011- causó "un daño irreversible a la historia y la identidad del pueblo egipcio".
Nadie ha olvidado la lección del 28 de enero de 2011. Aquella noche, tras la huida de la policía en una de las jornadas más sangrientas de la revolución, el museo de Antigüedades del centro de El Cairo -la mayor colección de arte faraónico del mundo- pereció a los cazatesoros.
54 piezas desaparecieron. Una exposición recién inaugurada exhibe la veintena que fueron halladas en el jardín o rescatadas de la basura.
Del resto, casi tres años después de su extravío, hay pocas noticias. Precisamente, el ministro de Antigüedades ha informado de la recuperación de una estatua de más de 2.500 años de antigüedad robada en el museo de El Cairo y hallada en Bélgica.


0 comentarios to Egipto recupera la estatua de la hermana de Tutankamón

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.